Una de las claves de un buen armario es contar con varios vestidos básicos para lograr muchas combinaciones. Conoce algunos que deberías tener para divertirte y verte siempre diferente a la hora de vestir. 


La manera de llevar vestidos ha cambiado. Antes, solo era posible con tacones cerrados. Pero eso lentamente se transformó, y ya no existen reglas fijas.

Por eso, ten siempre en tu clóset vestidos que te permitan jugar con tus pintas, porque hoy puedes usarlos en situaciones especiales, pero también ponértelos en el día a día con sandalias, botas o tenis, y mezclarlos con chaquetas de cualquier material.  

Incluso, no importa si son vaporosos o de tierra cálida y vives en un lugar frío, porque ya se usan con camisetas debajo o sacos de cuello tortuga. 

Vestido largo y estampado 

Tener un vestido así en tu clóset es una opción ganadora, porque se presta para usar de diferentes maneras, siempre logrando una apariencia única. Puedes combinarlo con sandalias, tenis, botines o botas texanas. Y puedes llevarlo solo o con un chaqueta, por ejemplo de cuero o de jean.

Vestido largo estampado

→ Ver vestido largo estampado

Vestido deportivo 

Las marcas deportivas han aprovechado la tendencia mundial inspirada en lo sport para hacer sus propuestas de ropa casual. Por esto, no hay nada más a la moda que tener un vestido deportivo, que podrás utilizar en cualquier ocasión, siempre creando el aire que desees con los zapatos y los accesorios.

Vestido deportivo

→ Ver vestido corto deportivo

Vestido en denim 

Este vestido nunca pasará de moda, porque el denim no pasa de moda. Por esto, es una apuesta segura y duradera que podrás emplear en múltiples ocasiones, incluso es un gran outfit para ir a la oficina. Este, particularmente, tiene un estilo del que también deberías tener otros vestidos en tu clóset: el clásico cruzado con correa.

Vestido en denim

→ Ver vestido largo

Vestido de fiesta

En todo armario de una mujer que disfrute la moda no puede faltar un vestido elegante para ir de fiesta. Para que nunca pase de moda, cómpralo en tonos básicos, como blanco, negro o azul. Y si puedes, elige uno que tenga mangas con estructuras, para que marques la diferencia en cualquier evento al que asistas.

Vestido de fiesta

→ Ver vestido largo

Vestido camisón 

Este tipo de vestido es atemporal. En otras palabras, siempre te verás muy bien y a la moda con él. Además, es muy cómodo, ideal para muchos momentos, como ir a trabajar o salir un fin de semana a divertirte. Y, como algo único, queda perfecto a cualquier edad. 

Vestido camisón

→ Ver vestido medio

Vestido de cóctel 

Este es el vestido más común en los armarios de las mujeres. Y es justo que lo sea, porque con él puedes crear muchos outfits para diferentes ocasiones. El más adecuado es uno negro, en tela gruesa y sin mangas, que podrás emplear con tacones, sandalias o botas, con chaquetas, y con aretes o collares muy coloridos.  

                                                                 Vestido cóctel

→ Ver vestido medio tubo

Falabella

Written by Falabella